Posts Tagged ‘Soda Stéreo’

Soda Stereo cierra su gira en Buenos Aires con un nuevo “gracias totales”

diciembre 22, 2007

Soda Stereo dio las “gracias totales” a su público en el cierre de una gira récord de 22 conciertos por nueve países americanos que marcó el regreso a los escenarios de la banda argentina.

Más de un millón de espectadores reunió el tour “Me verás volver” con el recital de este viernes en el “Monumental” de River Plate, el estadio de Buenos Aires donde en los últimos dos meses hubo seis presentaciones del grupo que revolucionó el rock latinoamericano.

Sólo en la capital argentina, unas 360.000 personas -a razón de 60.000 por concierto- presenciaron el retorno del trío compuesto Gustavo Cerati, Charly Alberti y Zeta Bosio después de diez años de su separación.

“Buenas noches, Buenos Aires. Bienvenidos a la gran fiesta del rock”, exclamó Cerati antes de que desde su guitarra saliesen los primeros acordes de “Juego de seducción”, el tema que abrió la presentación de la banda formada en 1982 y que en 1997 acuñó la frase “Gracias totales” a modo de despedida.

El repertorio tuvo algunos cambios en comparación al de los recitales anteriores de la gira y también la euforia del público que colmó la cancha de fútbol más grande de Argentina.

Además, hubo varios músicos invitados que no habían estado presentes durante el tour, como el portorriqueño Carlos Alomar, músico y productor de Tina Turner, David Bowie y Duran Duran, entre otros, que colaboró con Soda Stereo en la grabación de “Doble vida” (1998) y tocó el tema “La cúpula”.

Como si no se tratase de sus éxitos de los años 80, por la modernidad del sonido lograda por los músicos, Soda Stereo interpretó “En la ciudad de la furia”, “Sobredosis de TV”, “Cuando pase el temblor”, “Persiana americana” y “Nada personal”, entre otros.

Además, el grupo tocó versiones renovadas de varios temas de la década pasada, como “De música ligera”, “Primavera 0”, “No existes”, “Sueles dejarme solo” y “El séptimo día”.

Entre las novedades reservadas para la última noche, estuvieron “Si no fuera por”, “Juegos de seducción”, “Tele K”, “Corazón delator”, “Imágenes retro” y “Texturas”.

Originalmente la banda había programado dos recitales en la capital argentina, pero ante la enorme demanda tuvo que agregar otros cuatro.

Hasta el regreso de Soda, únicamente los británicos Rolling Stones habían logrado llenar de público cinco estadios de River en 1995, mientras que a nivel local el trío superó ampliamente a las bandas que más convocaban, como Los Redonditos de Ricota y Serú Girán.

La gira “Me verás volver” también incluyó recitales en Chile, Ecuador, México, Estados Unidos, Colombia, Panamá, Venezuela y Perú, además de una presentación en la ciudad de Córdoba (centro de Argentina).

Además de los seis conciertos en su ciudad natal, Soda Stereo batió récords en Santiago, donde reunió a unas 130.000 personas en dos conciertos, Guayaquil (41.000), México (180.000 espectadores en cuatro recitales), Estados Unidos (44.000 en tres presentaciones), Bogotá (52.000), Panamá (22.000), Caracas (52.000) y Lima (95.000).

Anuncios

Soda Stereo recibió a 50.000 seguidores en Lima y envió ánimos a damnificados

diciembre 10, 2007

La banda argentina Soda Stereo reunió a 50.000 fanáticos en Lima, que hicieron temblar el Estadio Nacional en la primera de dos fechas que dedicará a Perú dentro de su gira “Me verás volver“, y envió ánimos a los miles de damnificados del terremoto de agosto pasado.

“¡Fuerza Perú!”, expresó su vocalista Gustavo Cerati con la mente en las víctimas del terremoto en el sur del país, que dejó cerca de 600 muertos y miles de damnificados, después de cantar “Cuando pase el temblor” a un auditorio totalmente entregado.

El primer escenario deportivo de Perú se inundó del rock ochentero de la mítica banda sudamericana y sus canciones contagiaron hasta a un mendigo que suele tocar su flauta en las inmediaciones y que este sábado entonó los éxitos de Soda para los fans que llegaban por miles.

El trío abrió el concierto con “Juego de Seducción“, que hizo saltar a los amantes de su música, y de inmediato volvió a la memoria la conexión con las canciones más pop del grupo, que animaron fiestas enteras hace ya unos veinte años.

La devoción había vuelto, la música de Soda sigue intacta, Cerati no necesitó de artimañas para lucir su voz, Zeta Bossio arrasó con el bajo, mientras Charly Alberti le dio duro a la percusión y en estrecha complicidad con sus compañeros.

Un noche estrellada, como pocas en Lima, enmarcó el lleno total del estadio y le dio la confianza a Cerati para confesar su alivio porque la gira latinoamericana está ya llegando a su fin.

Nosotros ya en la recta final, y cómo no íbamos a pasar por acá, con todo lo que nos ha dado Perú. Lima es una de las ciudades de la furia”, manifestó el cantante, ante el grito general.

Antes de su actuación en Lima, la banda reunió a 300.000 personas en su natal Argentina, a más de 125.000 en Chile, más de 150.000 en México y más de 40.000 en Colombia, entre otros países.

Soda Stéreo volvió a abrir en Miami su persiana americana

diciembre 6, 2007

Con dos recitales potentes y masivos, el legendario trío de rock argentino Soda Stereo cerró la noche del miércoles su paso por Miami, convertida en otra “ciudad de la furia” para honrar su reunificación.

Decididos a no soltar ni un minuto el nervio emotivo de miles de latinoamericanos que colmaron hasta el techo el gigantesco American Airlines Arena, los Soda iniciaron un “juego de seducción” que no cesó durante tres horas de descargas de sus mejores clásicos, condimentados de buena psicodelia.

Como siempre, porque aún con diez años de ausencia nunca dejaron de sonar, la guitarra de Gustavo Cerati y el bajo de Zeta Bosio, volvieron a ser la delantera imparable. Detrás, Charly Alberti en batería completaba el triángulo.

Con “Telekinesis” se agitaron por primera vez las banderas peruana, mexicana, colombiana, panameña, puertorriqueña y argentina en el estadio donde usualmente juegan los Miami Heat. En la cancha y en las tribunas todos bailaban. Entró punzante “Texturas”, en versión ultra rockera, y enseguida “Hombre al agua” hizo cantar a todos.

“Fue para Buenos Aires, pero puede ser también para Miami”, dijo Cerati antes de insinuar, con un “todas las ciudades se parecen tanto cuando uno las rasca un poco”, el ingreso de “Ciudad de la Furia”.

El misterio y la iluminación de caleidoscopios ambientaron “Cuando pase el temblor” que Cerati cerró con un “cuando pase el raggaeton” mención elocuente en una ciudad afecta al ritmo nacido en los suburbios puertorriqueños, tan distante de la apuesta musical con que Soda Stereo conquistó a América Latina desde mediados de los ’80, e ingresó en Estados Unidos.

Con un sonido único y una impronta urbana, Soda Stereo marcó una época del rock en América latina en la que sobresalieron sus álbumes “Signos” (1986), “Doble Vida” (1988), “Canción Animal” (1990) y “Dynamo” (1992).

Los celulares y las cámaras digitales –“todos somos estrellas” se unía Cerati a sus seguidores extasiados–, marcaron el nuevo tiempo de este regreso sin cigarrillos en recitales, ni encededores para las melodías más suaves.

La gira “Me verás volver”, que incluyó Argentina, Chile, Venezuela, Colombia, México, Panamá, Ecuador y Los Angeles en Estados Unidos, continuará por Lima y finaliza el 15 de diciembre en Córdoba, Argentina.

Antes de la despedida de Miami, se abrió la “Persiana americana” celebrado y cantado por la multiplicidad latinoamericana que reside en la ciudad que se negaba a dejar el Arena y pedía más Soda energizante.

Para entonces estaba clara la efectiva seducción de estos constructores de misticismo y era evidente que una década después nada nos libra de aquel amor a su música ligera.