Posts Tagged ‘cancer’

Falsas creencias sobre el cáncer

agosto 27, 2008

Mucha gente alrededor del mundo tiene creencias erróneas sobre lo que puede o no causar cáncer, afirma una investigación.

Por ejemplo, muchos piensan que la contaminación ambiental es un factor de riesgo importante.

También se cree que el consumo de alcohol no aumenta el riesgo de la enfermedad.

Y sin embargo, ambas creencias son erróneas, afirma la investigación llevada a cabo por la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC).

La encuesta, presentada durante el Congreso Mundial de Cáncer de la UICC en Ginebra, fue llevada a cabo con cerca de 30.000 personas en 29 países de altos, medianos y bajos ingresos.

El estudio incluyó entre otros a Australia, Austria, Canadá, Israel, España, Reino Unido y Estados Unidos como países de altos ingresos.

El grupo de países de medianos ingresos incluyó a Bolivia, China, Guatemala, México, Perú, Venezuela y Uruguay.

Y los países de bajos ingresos estudiados fueron Kenia y Nigeria.

El riesgo del alcohol

Los resultados revelaron, entre otras cosas, que muchas personas tienden a inflar la amenaza de los factores medioambientales -que tienen poco impacto en la enfermedad.

Y a la vez, dicen los autores, se tiende a minimizar el peligro de conductas que son factores de riesgo bien establecidos.

El sondeo, que es el primero de este tipo que se lleva a cabo de forma global, identificó varias áreas clave donde, según los autores, “si se corrigen las falsas creencias se podrían salvar muchas vidas”.

Por ejemplo, se encontró que el mayor número de personas que no creen que beber alcohol puede aumentar el riesgo de cáncer está en los países de altos ingresos.

En estos países 42% de los encuestados no cree que el alcohol sea un factor de riesgo, mientras que sólo 26% en países de medianos ingresos y 15% en países de bajos ingresos lo cree así.

De hecho, dicen los autores, el riesgo de desarrollar cáncer aumenta a medida que se incrementa el consumo de alcohol.

También en los países de altos ingresos un mayor número de gente cree que no comer suficientes frutas y vegetales es un factor de riesgo de cáncer mayor que el consumo de alcohol (59% frente a 51%).

Esto, a pesar de que la evidencia científica sobre el efecto protector de las frutas y verduras es más débil que la evidencia que demuestra que el consumo de alcohol es dañino.

Y también en estos países, el estrés y la contaminación del aire son percibidos como factores más peligrosos que el consumo de alcohol.

El estrés, sin embargo, no está reconocido como una causa de cáncer, y la contaminación del aire es un factor de riesgo menor que el consumo de alcohol.

Pesimismo

Por otra parte, en los países de bajos y medianos ingresos la gente tiende a ser más pesimista que en los países ricos sobre la efectividad de los tratamientos de cáncer.

En los países de bajos ingresos, en particular, 48% de la gente cree que “no hay mucho que pueda hacerse para curar el cáncer”.

En los países de medianos ingresos esta cifra fue de 39% y en los de altos ingresos de 17%.

Esta percepción, afirman los autores, es muy preocupante porque la gente se siente desalentada a participar en programas de análisis de cáncer que son muy importantes para salvar vidas.

Y también preocupa a los expertos que en general, la gente en todo el mundo tiende a aceptar que lo que puede causar cáncer son los factores que están fuera de su control -como la contaminación del aire- y no los factores que pueden controlarse -como el sobrepeso, que es una causa bien establecida de cáncer.

Los autores afirman que los gobiernos en todo el mundo tienen ahora “datos sólidos” con los que pueden poner en vigor campañas de educación para cambiar estas creencias erróneas de la gente.

“Este sondeo revela que hay muchos mensajes que no han llegado a la gente” afirma el doctor David Hill, presidente electo de la UICC.

“Estos datos nos ayudarán a comparar las diferencias entre los países y a destacar los esfuerzos que debemos hacer” agrega.

Se necesita, afirman los expertos, diseñar programas de educación dirigidos a cada país para asegurar que la gente tiene un conocimiento más preciso de lo que causa esta enfermedad.

Anuncios

Cómo tratar el cáncer por asbesto

mayo 16, 2008

La quimioterapia no es efectiva para tratar a los pacientes con cáncer relacionado al asbesto, afirman científicos británicos.

El mesotelioma maligno, causado por la exposición al asbesto -un mineral que solía utilizarse como material de construcción- a menudo es incurable.

Pero algunos especialistas pensaban que la quimioterapia podría ayudar a prolongar la vida del paciente y mejorar su calidad de vida.

Sin embargo, una nueva investigación publicada en la revista médica The Lancet, no encontró beneficios con este tratamiento.

Exposición

El asbesto es un grupo de minerales que ocurren de forma natural en el ambiente.

Debido a sus características de resistencia y flexibilidad, este material solía utilizarse en varias aplicaciones, principalmente en construcción.

Sin embargo, al respirarse, las fibras de asbesto pueden alojarse y acumularse en los pulmones y causar lesiones y enfermedades como el mesotelioma.

Actualmente existen legislaciones en todo el mundo para el control del uso de asbesto, pero miles de personas mueren cada año ya que los síntomas pueden aparecer hasta 50 años después de la exposición.

Según los expertos, estas décadas de retraso entre la exposición y la aparición de la enfermedad significa que los casos seguirán aumentando durante los próximos cinco años.

El estudio, llevado a cabo por el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, analizó los casos de 409 pacientes, principalmente de ese país que habían recibido el tratamiento estándar para la mesotelioma.

Éste por lo general incluye medicamentos esteroides y sesiones de radioterapia.

Algunos pacientes en estudio recibieron adicionalmente dosis de quimioterapia para comparar el efecto en su enfermedad.

Beneficio real

Según los investigadores, los pacientes que recibieron quimioterapia vivieron en promedio un poco más que los que recibieron el tratamiento estándar.

Pero esto, afirman los científicos, no representa una prueba estadística y puede ser engañoso.

Además, agregan, la quimioterapia no mejoró la calidad de vida de estos pacientes.

“Miles de personas están o se verán afectadas por este enfermedad mortal, y nuestro estudio demuestra lo difícil que es tratar el mesotelioma”, afirma el doctor Richard Stephens del Consejo de Investigación Médica.

“Esto se debe principalmente a que el mesotelioma se forma en la pleura, la capa que reviste el pulmón, la cual es muy difícil de alcanzar”, agrega.

Los resultados del estudio, explican los investigadores, muestran que no se obtienen beneficios reales en el tratamiento de los síntomas de la enfermedad cuando se añade la quimioterapia a los medicamentos estándar.

Se sabe que la quimioterapia además tiene graves efectos secundarios, por lo tanto, dicen los científicos, la gente no debe recibir esta terapia si no va a obtener beneficios comprobados.

Sin embargo, en otro artículo en The Lancet, el doctor Nicholas Vogelzang del Instituto de Cáncer Nevada, afirma que en otro estudio donde se dio a los pacientes diferentes combinaciones de los fármacos de quimioterapia, la mitad logró sobrevivir un año o más.

Clave química contra el cáncer

marzo 16, 2008

Científicos descubrieron una parte clave de la química que hace que las células cancerígenas sean tan peligrosas.

Creen que ahora podría ser posible interferir en el mecanismo de la célula y detener el crecimiento del tumor.

La Facultad de Medicina de Harvard identificó una enzima que posibilita que las células cancerígenas consuman enormes cantidades de glucosa, la cual necesitan para crecer descontroladamente.

En la revista Nature, los científicos de Harvard describen cómo las células cancerígenas frenan su crecimiento cuando son privadas de la enzima.

Esta enzima, llamada piruvato cinasa, se encuentra de dos formas, pero el equipo de Harvard descubrió que sólo una -la PKM2- posibilita que las células cancerígenas consuman glucosa a una tasa acelerada.

Cuando los investigadores forzaron a las células cancerígenas a cambiar a la otra forma de piruvato cinaza, coartando la producción de PKM2, su crecimiento se detuvo.

Luego, cuando las células se inyectaron en ratones, su capacidad para producir tumores había disminuido considerablemente.

Premio Nobel

El primer descubrimiento de que las células cancerígenas pueden consumir glucosa a mayor velocidad que las células normales lo hizo el alemán y Premio Nobel Otto Warburg, hace 75 años.

No sabemos todavía si estos hallazgos pueden aplicarse en seres humanos fuera del laboratorio”
Joanna Peak, del Cancer Research

Warburg también mostró que la cantidad de glucosa que necesitan es mínima, lo que les permite crecer y dividirse a una rapidez prodigiosa, usualmente comparada con la de las células fetales.

Sin embargo, la química detrás del “Efecto Warburg” no había sido bien comprendida hasta ahora.

Los investigadores dijeron que la química exacta detrás del metabolismo de la glucosa probablemente varíe según el tipo de cáncer.

El líder de la investigación, el profesor Lewis Cantley, dijo: “Porque PKM2 se encuentra en todas las células cancerígenas que hemos examinado, porque no se encuentra en la mayoría de las células normales adultas, y porque es crucial para la formación del tumor, esta forma de piruvato cinasa es un posible objetivo para el tratamiento del cáncer”.

Por su parte, la doctora Joanna Peak, del Cancer Research del Reino Unido, indicó: “No sabemos todavía si estos hallazgos pueden aplicarse en seres humanos fuera del laboratorio, por lo que se necesita más investigación antes de considerar el desarrollo de tratamientos contra el cáncer que utilicen este proceso”.

Sin embargo, Peak dijo que se está probando una droga llamada DCA, que se cree que puede actuar eficazmente en este sentido.

Cáncer y vitamina E, ¿otro mito?

marzo 1, 2008

La ingesta de altas dosis de vitamina E incrementa el riesgo de contraer cáncer de pulmón, especialmente entre los fumadores, advierte un estudio publicado en Estados Unidos.

Investigadores de la Universidad de Washington, en Seattle, evaluaron en un período de cuatro años a 77.000 consumidores de complejos vitamínicos cuyas edades oscilan entre 50 y 76 años.

Determinaron que, mientras el consumo de ácido fólico y vitamina C no logra reducir la probabilidad de contraer la enfermedad, por el contrario, la ingesta de 400 miligramos diarios de vitamina E en un período prolongado la aumenta en un 28%.

El estudio, dirigido por el doctor Christopher Slatore, será publicado en la edición de febrero de la Revista Americana de Medicina Respiratoria y Cuidados Críticos de la Sociedad Torácica de Estados Unidos.

“Efectos tóxicos”

La vitamina E se encuentra entre los llamados “antioxidantes” que protegen a las células del impacto dañino de moléculas conocidas como radicales libres.

Pero la investigación da a entender que, en altas dosis, el efecto sería totalmente a la inversa, o sea que actuaría como un “pro-oxidante”, dañando las células.

“Nuestros resultados deberían alertar a los médicos a aconsejar a sus pacientes que estos suplementos difícilmente puedan reducir el riesgo de cáncer de pulmón e incluso pueden ser perjudiciales”, dijo el doctor Slatore.

Según el doctor Tim Byers, de la Universidad de Colorado, mucha gente recurre a los suplementos vitamínicos con la idea de que son saludables o inocuos creyendo que una píldora “imitará los beneficios de una dieta saludable”.

Dieta y humo

Para este profesional, lo que sí ayudaría a reducir el riesgo de cáncer sería una dieta equilibrada con un amplio componente de nutrientes y minerales como por ejemplo frutas frescas y vegetales.

Por su parte, Henry Scowcroft de la fundación británica Cancer Research, coincidió en la necesidad de una alimentación saludable, aunque destacó que los estudios sobre los suplementos vitamínicos todavía son contradictorios.

De todos modos, insistió en que la mejor manera de evitar muchos tipos de cáncer “es dejar de fumar. No hay dieta ni suplemento vitamínico que pueda contrarrestar los efectos tóxicos del cigarrillo”, expresó.

La investigación del doctor Slatore de la Universidad de Washington concuerda en cierto modo con un estudio realizado en Finlandia en 2002.

Este trabajo, que evaluó a 29.000 hombres fumadores que tomaban beta-caroteno (que se convierte luego en vitamina A en el organismo), determinó que esto incrementaba en un 18% el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

Hallan genes de cáncer de próstata

febrero 11, 2008

El de próstata es uno de los tipos de cáncer más común en hombres en todo el mundo.

Y también es una enfermedad cuyo diagnóstico hasta ahora ha sido problemático.

Sin embargo, un nuevo hallazgo científico podría ayudar a detectar más fácilmente a quienes están en riesgo de desarrollar la enfermedad.

Científicos británicos y australianos lograron identificar siete genes asociados con tumores de próstata.

Descubrieron, en un análisis con más de 10.000 individuos, que estos genes están presentes en más de la mitad de todos los casos de cáncer de próstata.

Y algunos de estos genes, dice el estudio publicado en la revista Nature Genetics, también podrían ayudar al desarrollo de nuevos tratamientos.

Genético

En gran parte del mundo el cáncer de próstata se ha convertido en la principal causa de muerte de hombres por cáncer.

Actualmente es posible llevar a cabo análisis para la detección temprana de tumores de próstata.

Pero el método disponible, llamado Antígeno Prostático Específico o PSA en sus siglas en inglés, se realiza con análisis de sangre y tiene un amplio margen de error.

Estos resultados tienen que ser confirmados con una biopsia, que es un procedimiento doloroso e invasivo cuyos efectos secundarios pueden ser impotencia o infecciones.

Es por eso que, en muchos casos, la biopsia sólo se recomienda a hombres con antecedentes familiares de la enfermedad.

Se cree que aunque entre 10 y 15% de los hombres mostrarán niveles suficientemente altos de PSA para requerir una biopsia, sólo entre 2 y 3% necesitará tratamiento.

“Durante mucho tiempo se ha sabido que el cáncer de próstata es hereditario” dijo la doctora Ros Eeles, quien dirigió el estudio en el Instituto de Investigación de Cáncer en Londres.

“Por lo tanto hay evidencia de que existen alteraciones en la formación genética que predisponen al individuo a desarrollar la enfermedad”.

Esta predisposición genética ocurre con muchos tipos de cáncer.

Pero ahora los científicos lograron identificar siete áreas del genoma humano que al sufrir una alternación aumentan el riesgo del cáncer de próstata.

Los científicos analizaron más de medio millón de variaciones en el ADN de hombres en el Reino Unido y Australia.

Descubrieron siete genes que, dicen, no habían sido previamente asociados al cáncer de próstata.

“Estos resultados nos permitirán llevar a cabo “perfiles genéticos” para analizar el riesgo que los hombres tienen de desarrollar la enfermedad” afirma la doctora Eeles.

El perfil genético requiere extraer ADN del paciente y analizarlo para ver si tiene las variaciones genéticas que lo pondría en riesgo de tumores de próstata.

También ayudaría a los médicos a detectar de manera más precisa si el paciente necesita un monitoreo más regular o una biopsia.

Tratamientos

Aunque el perfil genético sería sencillo -requeriría extraer una muestra de ADN- y barato, los investigadores afirman que todavía se necesitará llevar a cabo más estudios para poder ofrecer la prueba al público en general.

Pero quizás lo que ocurra más pronto es el desarrollo de medicamentos más específicos para esta enfermedad.

“Otra de las cosas que surgieron durante la investigación -afirma la doctora Eeles- fue que una de las alteraciones que encontramos ocurre en un gen que produce una proteína que puede detectarse en la sangre”.

Este gen llamado MSMB, podría ser particularmente útil en el análisis o control del progreso de la enfermedad.

Otro de los genes detectados, el LMTK2, podría ayudar al desarrollo de nuevos tratamientos.

“Podrían producirse medicamentos que atacaran directamente esta alteración genética” explica Ros Eeles.

De hecho ya se están produciendo medicamentos que son capaces de atacar alteraciones genéticas específicas, por ejemplo, en melanoma.

Este enfoque permite acortar el tiempo que pasa desde el descubrimiento de una alteración genética, el desarrollo de medicamentos específicos hasta las pruebas clínicas.

“Este hallazgo -afirma la doctora Eeles- nos permitirá acelerar el desarrollo de fármacos”.

“Y en lugar de los 5 o 10 años que normalmente se necesitan en la industria farmacéutica, este nuevo enfoque nos permitirá contar con un medicamento específico en uno o dos años”.

La marihuana sube el riesgo de cáncer

febrero 1, 2008

Esta entrada ha sido eliminada!

 

 

Sol moderado contra el cáncer

diciembre 18, 2007

La baja exposición a la luz solar podría aumentar el riesgo de cáncer de pulmón, de acuerdo con un estudio.

Según investigadores de la Universidad de California, en EE.UU., la vitamina D generada por la exposición al sol, puede detener el crecimiento de los tumores al fomentar los factores responsables de la muerte de las células en el cuerpo.

Los expertos encontraron que los índices del cáncer de pulmón son más altos en los países que están más lejos de la línea ecuatorial donde la exposición a sol es menor.

El estudio de la Universidad de California, Estados Unidos, aparece publicado en la Revista de Epidemiología y Salud Comunitaria.

Científicos advierten que la exposición a la luz solar es todavía la mayor causa del cáncer de piel, una enfermedad que está en aumento en todo el mundo.

El cáncer de pulmón mata más de un millón de personas cada año en el mundo.

Los investigadores examinaron datos de 111 países.

Pegamento celular

Ellos hallaron que el tabaquismo estaba más fuertemente asociado con los índices de cáncer de pulmón al ser responsable del 85% de todos los casos.

Pero la exposición al sol, especialmente a los rayos ultravioleta, la principal fuente de vitamina D para el cuerpo, también parecía tener un impacto.

La cantidad de luz ultravioleta aumenta con la proximidad al Ecuador. El análisis mostró que los índices de cáncer de pulmón eran más altos en aquellos países alejados de la línea ecuatorial, y más bajos en los países cercanos.

Altos niveles de nubosidad y de aerosoles en la atmósfera estaban también asociados con altos índices de la enfermedad.

El director de la investigación, Cedric Garland, dijo que el cáncer de pulmón, junto con muchas otras variantes de la enfermedad, usualmente comienza en las células epiteliales que forman líneas continuas en la superficie de los tejidos del órgano.

El cáncer resulta cuando las células comienzan a dividirse de una manera incontrolada.

Garland dijo que la vitamina D estimulaba la liberación de químicos que, en combinación con el calcio, formaban una sustancia parecida a un pegamento que unía firmemente a esas células y ponía un freno a su división.

También hubo evidencia de que la vitamina D puede desacelerar el progreso del cáncer una vez se desarrolla.

Riesgo de cáncer de piel

El experto también enfatizó que la moderada exposición al sol no aumentaba de manera significativa el riesgo de melanoma, la forma más seria de cáncer de piel.

Según él, la única forma de cáncer de piel que está relacionada a una exposición ordinaria, moderada, a la luz del sol, es cáncer de la piel de células escamosas (también llamado carcinoma, no melanoma), que mata muchas menos personas que el cáncer de pulmón y otras formas de la enfermedad que pueden ser prevenidas a través de la exposición moderada al sol.

La exposición moderada al sol sería de 15 minutos diarios, dos horas antes del mediodía, principalmente en días despejados, cuando la estación y la temperatura lo permiten, con el 40% del área de la piel expuesta.

Se podría utilizar un sombrero de ala ancha cuando se está al sol más allá de unos pocos minutos, pero durante este periodo no se debe utilizar crema protectora porque ella impide la síntesis de la vitamina D.

Kat Arney, de Cancer Research UK, enfatizó que el hábito de fumar era de lejos la mayor causa de cáncer de pulmón.

“Existe una creciente evidencia de que la vitamina D podría ayudar a reducir el riesgo de algunas formas de cáncer, como el cáncer colorectal, pero el vínculo entre la vitamina D y el cáncer de pulmón no es claro todavía”, dijo Arney.

“En ese caso, los investigadores no han medido realmente los níveles de vitamina D de las personas, y podría haber otros factores que habría que tomar en cuenta.

“Esto incluye las diferencias en los hábitos de proteccción solar en varios países, así como las diferencias en la manera como los casos de cáncer son registrados.

“Sabemos que la vitamina D es esencial para una buena salud; el tiempo de exposición solar que se requiere para obtener suficiente vitamina D es mucho menor que el tiempo que se necesita para broncearse o quemarse”, concluyó Kat Arney.

Cáncer: “gran carga de salud”

diciembre 17, 2007

En 2007, 20.000 personas murieron cada día de cáncer y ese mal se cobrará la vida de 7,6 millones de personas en todo el mundo durante este año, según un nuevo informe.

El estudio sostiene que para fines de 2007 habrá 12 millones de nuevos casos de esa enfermedad en el mundo.

Según un informe mundial de la Sociedad Estadounidense de Cáncer la mayoría de estas muertes están ocurriendo en los países en desarrollo.

El estudio calcula que 6,7 millones de casos y 4,7 millones de muertes ocurren en el mundo en desarrollo.

Según el estudio, las bajas tasas de supervivencia de muchos tipos de cáncer en los países en desarrollo de deben principalmente a la falta de servicios de detección temprana y tratamientos.

El cáncer, dicen los expertos, se está convirtiendo en una carga importante de salud pública en todo el mundo.

“En América Latina ha habido un incremento progresivo del peso del cáncer” dijo  el doctor Eduardo Laura, representante de América Central y del Sur de la Asociación Internacional de Registros de Cáncer.

“Principalmente debido a dos factores fundamentales: que las enfermedades infecto contagiosas se han ido controlando más y que la gente va aumentado sus promedios de vida”, afirma el experto.

“Pero otro factor que pesa mucho en América Latina -agrega- es que los programas de control son muy escasos”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que hasta 2005 se diagnosticó con cáncer a unas 24,6 millones de personas.

Para 2020, dice la organización, se calcula que unas 30 millones de personas padecerán la enfermedad en el mundo, y más de 10 millones morirán cada año.

Y los nuevos casos de cáncer anuales aumentarán de 12 millones en 2007 a 16 millones para 2020 si la tendencia actual continúa.

Regiones

En los países desarrollados, los tres tipos de cáncer más comunes en hombres son: de próstata, pulmón y colon y recto.

En mujeres son el de mama, colon y recto y pulmón.

Mientras tanto, los tres cánceres más comunes en los países en desarrollo son el pulmonar, gástrico y de hígado en hombres.

Y el de mama, de cuello uterino y gástrico en mujeres.

“En América Latina hay distintas realidades”, afirma el doctor Laura.

“En toda la zona de Bolivia, Ecuador, la costa del Perú, hay tasas muy altas de cáncer de vesícula, gástrico, y pulmón”.

“En otros países como Argentina tenemos patrones muy similares a los de Estados Unidos, donde los cánceres más comunes son el de pulmón, próstata y colon y recto en varones”.

Entre las mujeres también hay diferencias en la región, dice el experto, ya que en Centroamérica y el Caribe el cáncer de cuello uterino sigue teniendo alta incidencia.

“Esto se debe principalmente a la falta de educación, falta de higiene, de cuidados preventivos y programas bien organizados de citología”, afirma el experto.

En otras regiones de América Latina, el cáncer de mama sigue siendo el principal cáncer en la mujer, seguido por colon y recto y cuello uterino.

Prevención

Según la Sociedad existen marcadas diferencias en el mundo en los servicios de prevención y tratamiento de cáncer.

Y esto se refleja, dice, en las bajas tasas de supervivencia de la enfermedad en los países en desarrollo.

Por ejemplo, las tasas de supervivencia infantil de cáncer cinco años después del diagnóstico en Europa y América del Norte son de alrededor de 75%.

En los países de América Central, sin embargo, las tasas de supervivencia infantil a los 3 años del diagnóstico son de entre 48 y 62%.

“Los países desarrollados se han dado cuenta de la importancia de la prevención desde hace más de 30 años”, afirma el doctor Eduardo Laura.

“Pero en América Latina hay pocos países que tienen programas organizados, consistentes con un presupuesto razonable para prevención de cáncer”, manifiesta.

Según el doctor Laura, las tasas de cáncer en el mundo en desarrollo reflejan también los hábitos alimentarios y estilos de vida de la población.

“Hoy en día se considera que las infecciones bacterianas son una importante causa de cáncer gástrico”.

Pero el tabaquismo, el alto consumo de grasas saturadas y alimentos altos en calorías, y la reducción en la actividad física han tenido también un impacto en las altas tasas de cáncer en el mundo.

El informe dedica un capítulo especial a lo que dice es el creciente número de víctimas de “La Epidemia del Tabaco”.

En general, el tabaco fue responsable de unas 100 millones de muertes en el mundo durante el siglo XX.

Y se cree que en el siglo XXI matará a más de 1.000 millones de personas, la mayoría de estas muertes en el mundo en desarrollo.

Los expertos dicen que “poner alto a la rápida difusión del consumo de tabaco en el mundo en desarrollo es una urgente prioridad de salud global”.

Según la OMS, 84% de los casi 1.300 millones de fumadores en el mundo viven en países en desarrollo.

Tan sólo en China hay 350 millones de fumadores y si las actuales tendencias continúan, para el año 2030 habrá más de 2.000 millones de fumadores en el mundo.

La mitad de éstos, dice la OMS, morirán por enfermedades relacionadas al tabaquismo.

Cáncer de ovario: hallazgo clave

diciembre 16, 2007

Científicos del Reino Unido descubrieron por qué un tratamiento para el cáncer de ovario sólo funciona en la mitad de las pacientes.

La droga paclitaxel inhibe los tumores de ovario, pero los investigadores de la Universidad de Cambridge descubrieron que las pacientes que tienen un déficit en un tipo específico de proteína tienden a ser inmunes a sus efectos.

El Cancer Research UK -que patrocinó el estudio junto con el Medical Research Council- dijo que este hallazgo ayudará a que la droga sea suministrada a aquellas personas que puedan beneficiarse de la misma.

Paclitaxel pertenece a la familia de drogas llamadas taxanos, sacados del tejo, un árbol de la familia de las Taxáceas.

Los investigadores del Instituto de Investigación de Cambridge examinaron las células cancerígenas de 20 pacientes.

Descubrieron que aquellas que no respondían a paclitaxel tenían niveles bajos de una proteína llamada TGFBI, en las muestras sacadas antes del tratamiento.

El análisis ulterior reveló que el índice de destrucción de las células cancerígenas era más elevado, después del tratamiento, en personas con altos niveles de TGFBI.

Medicina personalizada

El líder de la investigación, doctor James Brenton, dijo: “TGFBI no se encuentra en un tercio de los casos de cáncer de ovario primarios y es posible que esta proteína pueda ser usada como un marcador biológico para seleccionar pacientes con probabilidad de responder a esta clase de droga”.

“Nuestros hallazgos ofrecen esperanzas no sólo para mejorar el tratamiento del cáncer de ovario; también pueden ayudar a mejorar la tasa de éxito de otros taxanos usados contra el cáncer de pulmón y de mama”.

El doctor Ahmed Ashour Ahmed, que participó también en el estudio, dijo: “Nuestro trabajo revela que algunas proteínas que rodean a las células cancerígenas, como TGFBI, envían mensajes a los microtúbulos, la espina dorsal de la célula, sensibilizándolos al paclitaxel”.

“Descifrar el código bajo el cual se envían estos mensajes posibilitará el descubrimiento de nuevos tratamientos que simularán los mensajes en código, llevando a una mejora significativa en la reacción al paclitaxel”, agregó.

El profesor Herbie Newell, del Cancer Research UK, indicó: “Este enfoque de medicina personalizada significa que los tratamientos serán más efectivos con menos contraindicaciones”.

Serios retrasos en pruebas del cáncer

diciembre 7, 2007

Miles de pacientes en todo el mundo enfrentan largos retrasos en sus pruebas médicas debido al cierre de un reactor en Canadá que proporciona los isótopos con los que se llevan a cabo los exámenes.

Fuentes hospitalarias describieron la situación como “potencialmente catastrófica”.

Según el especialista en salud, Owen Clegg, el reactor de Chalk River, en Ontario, fue cerrado hace dos semanas para llevar a cabo una operación de mantenimiento que estaba prevista, pero que ha sido prolongada hasta principios o mediados de enero.

El reactor suministra a los hospitales las dos terceras partes de los isótopos médicos que se producen en el mundo.

Según Clegg, del reactor se obtiene technetium, una sustancia radioactiva que se inyecta a los pacientes con cáncer y otras enfermedades para realizar escáneres.

Pruebas pospuestas

Miles de pacientes en Canadá, Estados Unidos y otros países han visto sus pruebas pospuestas debido a la escasez de isótopos.

“La semana pasada podíamos calificar la situación de agobiante, pero esta semana es devastadora y la que viene potencialmente catastrófica”, dijo el doctor Chris O´Brien, presidente de la Asociación de Medicina Nuclear de Ontario.

La directora de la Comisión de Seguridad Nuclear de Canadá, Linda Keen, afirmó el reactor violaba los requisitos de seguridad.

El cierre repentino de la instalación está causando graves problemas a MDS Nordion, la compañía que vende la mayor parte de la producción de isótopos del reactor.

Éstos no pueden ser almacenados ya que se conservan poco tiempo.