Un guardameta de metal

“Es mejor que cualquier arquero de la Bundesliga; puede atajar los tiros en las esquinas a una velocidad que ningún profesional alcanza”, promete el científico Mathias Maurmeier mientras señala orgulloso la figura de Goalias, el arquero computarizado creado por el Instituto de Automatización de la Universidad de Stuttgart en Alemania.

Goalias es bastante feo, es más bien una estática plancha de metal pintada. Sin embargo es algo más atractivo que su primera versión, que según algunos conocedores se acercaba a un extraterrestre.

Y es que lo que importa no es la apariencia sino la resistencia a los golpes.

Goalias no tiene manos para desviar los tiros, debe detenerlos con su cuerpo completo que se desplaza a través de la línea.

Velocidad

Goalias se mueve a lo largo del arco sobre un riel y es empujado por dos motores eléctricos a una velocidad de hasta 60 kilómetros por hora.

El centro del mecanismo son tres cámaras que identifican y siguen la pelota durante su trayecto al arco y un programa que va calculando a qué lugar llegará el disparo.

Un poco de ajuste y Goalias será capaz de detener disparos de más de 120 kilómetros por hora.

A fin de cuentas, son apenas 400 milisegundos los que tiene el computador para decidir en qué dirección y a qué velocidad mandará al arquero.

Punto débil

Su gran debilidad son sin embargo los lanzamientos que describen una curva en su viaje.

“Si consigue patear a más de 120 kilómetros por hora desde el punto de penal y hacer que la pelota describa una curva en el trayecto, entonces tiene buenas posibilidades de derrotar a Goalias”, comenta el profesor Peter Göhner.

No se sabe si las integrantes de la selección femenina alemana de fútbol leyeron el comentario, pero dos de ellas lograron derrotar al hasta entonces invencible Goalias en los tiros penales en una prueba de fuego la semana pasada.

Y no por nada: las alemanas son campeonas mundiales y Goalias abandonaba apenas por primera vez las salas de la Universidad de Stuttgart para enfrentar la realidad.

Los científicos seguirán ajustando al robot para la prueba definitiva: enfrentar alguna vez al goleador del Stuttgart y de la selección alemana, Mario Gómez.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: