El rey Juan Carlos entrega los premios a periodistas iberoamericanos

El rey Juan Carlos entregó hoy los Premios Internacionales de Periodismo que llevan su nombre a profesionales de Argentina, Brasil, Colombia, España y México, en un acto en el que destacó el valor de “la información seria, rigurosa y crítica”.

Los premios correspondientes a la XXV edición, y convocados anualmente por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Agencia Efe, premiaron trabajos de denuncia y de búsqueda de la información por nuevos cauces.

Los galardones “ejemplifican el buen periodismo, que brinda a los ciudadanos una información seria, rigurosa y crítica, a la que los ciudadanos libres tienen el derecho a acceder”, dijo el rey en presencia de numerosas personalidades de la política, la cultura, el periodismo y el cuerpo diplomático acreditado en Madrid.

El monarca manifestó que los premiados demuestran que el quehacer de un periodista “puede alcanzar el máximo de calidad, precisión e impacto en cualquiera de sus modalidades y soportes”, y destacó que sus trabajos fomentan “la comunicación entre los pueblos que utilizan la lengua española y portuguesa”.

Los galardonados recibieron los premios de manos del rey en un acto que se celebró por primera vez en el Pabellón de los Jardines de Cecilio Rodríguez, en el Parque del Buen Retiro de Madrid.

El equipo de la revista colombiana “Semana”, que dirige Alejandro Santos, recibió el premio en la modalidad de Prensa y los también colombianos José Rubiel Navia y Juan Pablo Noriega el de Periodismo Digital por un reportaje publicado en “eltiempo.com”.

Rodrigo Cavalheiro, de Brasil, y Javier Drovetto, de Argentina, fueron distinguidos con el Iberoamericano por sendos reportajes publicados en los diarios argentino “Clarín” y el brasileño “Zero Hora”, y el mexicano Raúl Alejandro Estrella el de Fotografía.

En categoría de Televisión fue premiado el español Juan Antonio Sacaluga, de Televisión Española (TVE), y en Radio Fran Sevilla, de Radio Nacional de España (RNE), por reportajes que reflejan la situación de desigualdad que sufren las mujeres en el mundo.

El Premio Don Quijote de Periodismo, que se entrega de forma paralela a los Premios Rey de España, recayó en el mexicano Germán Dehesa por un trabajo publicado en el diario “Reforma”.

El presidente de la Agencia Efe, Álex Grijelmo, manifestó que los premios entregados hoy son el reconocimiento a “un periodismo de calidad, honrado y riguroso, cuyos autores buscaron servir a la sociedad”, en medio de una evolución de los medios de comunicación “que ha llevado a la aparición de nuevos soportes”.

“Lo importante, entre tantas novedades, lo que permanece es la mirada del comunicador”, argumentó Grijelmo, quien defendió que “el soporte volverá a ser algo secundario; lo importante será la mirada reflejada a través de la inteligencia del comunicador”.

El presidente de Efe presentó la exposición de fotografía “Iberoamérica: la mirada urgente”, con la que la agencia quiere conmemorar este XXV aniversario de los premios y que a partir de mañana y hasta final de mes se podrá visitar en Casa de América.

La muestra refleja que este soporte sigue constituyendo, pese a los cambios, “el primer elemento de la memoria colectiva”, dijo.

En la entrega de premios, se presentó el Anuario Iberoamericano, que publican el Real Instituto Elcano y la Agencia Efe, y el libro “La sonrisa urgente”, que reúne las anécdotas y chascarrillos de decenas de profesionales de Efe durante las últimas décadas.

El acto fue presentado por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, quien destacó la contribución de los informadores a todos los ámbitos de la sociedad, como garantía “no sólo de libertad, sino también de transparencia y eficacia”.

“Los galardonados de hoy han convertido la información en convencimiento y la expectativa en esperanza”, declaró.

La secretaria de Estado española de Cooperación, Leire Pajín, destacó que “el periodismo sigue siendo una profesión de riesgo en muchas partes del planeta” y recordó que en lo que va de año 9 periodistas han muerto “en el ejercicio de su profesión y en la defensa de nuestros derechos como ciudadanos”.

“Ser un periodista independiente puede suponer jugarse la vida en más de un país”, afirmó Pajín, quien se preguntó: ¿qué pasaría si no existieran periodistas?, ¿qué hubiera pasado en Burundi, en Irak, en Níger, en el tsunami del año 2004, en Guantánamo, en Guatemala, en Ciudad Juárez o estos días en Birmania?.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: