Shirley Temple, la niña de los rizos de oro, cumple 80 años

La actriz Shirley Temple, quien trabajó en films tan populares como “Poor Little Rich Girl” (1936), “The Little Princess” (1939), “Heidi” (1937) o “Wee Willie Winkie” (1937), cumple el próximo miércoles 80 años de edad. Temple afirma no lamentar nada. “Tuve realmente una vida maravillosa“, resume su trayectoria. “Fui quizás una de los niñas más felices del mundo”.

Temple creció más rápido que otros, y no sólo porque hasta la pubertad había rodado unas 40 películas. “Ni niñez se terminó cuando tenía cinco años. Fue cuando Papá Noel me preguntó en un centro comercial si podía darle un autógrafo”, relató la actriz.

La niña mimada de padres y abuelos en todos los continentes ayudó con su imagen a curar las heridas de un mundo que vivía una terrible recesión económica. Incluso el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt sucumbió a sus encantos y le agradeció “haber hecho atravesar a América con una sonrisa la gran depresión”.

Temple, hija de un empleado bancario y de una costurera, fue descubierta en una escuela de danza con cuatro años. Ya antes de entrar en la primaria había recibido un Oscar honorario. “En agradecimiento a su extraordinario aporte al entretenimiento cinematográfico del año 1934″, afirmaba el texto del premio.

La pequeña cantante y bailarina ganaba con cada película más que cualquier otro actor de Hollywood. Con nueve años tenía ingresos anuales superiores a los del presidente de General Motors y la rodeaba el lujo más absoluto, como una fuente de limonada en su propio bungalow durante los rodajes.

La de Shirley Temple fue sin embargo una carrera contra el tiempo. Cuando llegó a la pubertad, dejó de ser una inversión millonaria asegurada para la 20th Century Fox. “Era la niña de 14 años más vieja del mundo”, declaró la actriz cierta vez.

Sus intentos posteriores de insertarse como joven mujer en el cine, como en “The Bachelor and the Bobby-Soxer” (1947), terminaron sin éxito. Durante la filmación del western de John Ford “Fort Apache” (1948), protagonizado por John Wayne, la joven se enamoró del actor John Agar. Sin embargo, el matrimonio se rompió junto con su retirada del mundo del cine.

Pese a ello, evitó el destino de muchas estrellas infantiles, que acaban en la ruina tras subir a lo más alto. En 1950, Temple se casó con su actual marido, el empresario Charles A. Black. En su nuevo papel como ama de casa y madre en una mansión de los suburbios, Temple se consagró a nuevas tareas: a través de actividades sociales, se abrió camino en la política.

Como republicana convencida se presentó en 1967 a las elecciones para ser elegida diputada y perdió por poco margen. El presidente Richard Nixon la convirtió en delegada ante la ONU, y su sucesor, Gerald Ford, la nombró embajadora en Ghana. Con George Bush padre fue en 1989 la embajadora estadounidense en la antigua Checoslovaquia.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: