El mapa interactivo del crimen

Para desafiar los índices oficiales de delincuencia y de paso ayudar a los ciudadanos a coordinar esfuerzos y protegerse, se lanzó en internet un mapa en el que los usuarios pueden registrar cuáles son las zonas con mayor índice de criminalidad.

Así lo aseguró Vasco Furtado, un ingeniero de sistemas quien está detrás de la iniciativa Wikicrimes.org, en Brasil.

Según Furtado, en su país las fuerzas del orden “monopolizan” la información sobre los delitos y las cifras además son cuestionadas. “Hasta el 50% de algunos tipos de crímenes no se denuncian”, señala.

La idea de Wikicrimes.org surgió justamente a raíz de estos dos factores, y el resultado fue un mapa interactivo donde los ciudadanos pueden registrar cada delito que ocurre.

“Es una forma que le permite a la gente decir ‘esta zona es peligrosa, aquí ocurren crímenes’. La información es para el ciudadano, que es quien decidirá qué hacer con los datos que considere relevantes”, explicó Furtado.

Conexión en las favelas

Y es que el crimen, muchas veces relacionado con el narcotráfico, llega a niveles inusitados en algunas barriadas de las grandes ciudades de Brasil. Pero para muchos, reportarlo en la comisaría no tiene sentido.

Esta actitud es la que motivó a Furtado, académico de la Universidad de Fortaleza, a crear un software que permita “hacer la denuncia” en internet.

“Con Wikicrimes la información tendrá alcance global”, añadió.

Pero el alcance de la información se relaciona directamente con la capacidad de conexión para la población. Según la firma Internet World Stats, en Chile 43% de los ciudadanos tiene acceso a la red, pero en Bolivia, sólo se conecta el 6,4% y en Paraguay, el 3,9%.

En Brasil, la penetración de internet se registró en 22% en febrero de este año, pero de acuerdo a la consultora brasileña IBOPE es en el segmento de clase media baja donde el acceso a la red ha crecido con más rapidez en los últimos meses.

Una banderita en el mapa

Para registrar un robo, un asesinato, episodios de violencia doméstica u otro tipo de delitos en Wikicrimes, sólo hace falta ser usuario de la página y “pinchar” el lugar donde ocurrió el crimen. Algo así como colocar un alfiler o “pin” en un mapa de papel.

Luego se rellenan datos básicos como: día y la hora del incidente, cuántas personas estuvieron involucradas y si hubo testigos.

Para Furtado, esta información podría complementar la de la policía.

Según dijo, ya se invitó a las autoridades a volcar sus datos en la página, pero todavía no se ha recibido respuesta.

El departamento de Policía Civil de Río aseguró que les preocupa “revelar datos que puedan restringir” su trabajo, y que además quieren evitar crear una sensación de inseguridad en la población.

La otra cara

Por su parte, quienes tienen una postura más bien escéptica hacia este proyecto resaltan lo que a su juicio son vulnerabilidades de la información que puede quedar registrada en la página.

Por ejemplo, aseguran, una de las mayores desventajas es que la información publicada no se puede comprobar.

“Cuando la gente va a la comisaría, se firma un informe de delito. Si se da información falsa, se debe responder a cargos de falso testimonio”, explicó el oficial de policía Antenor Junior.

Furtado lo admite. “Es uno de los desafíos de todas las herramientas wiki”, aseguró.

Pero, según él, la participación masiva “tiene como fundamento el concepto de que en algún punto los conocimientos se van a fusionar, y otro usuario podrá corroborar si el incidente ocurrió o no”.

Zonas rojas

Pero hay más argumentos. todos consideran positivo crear un mapa con “zonas rojas”.

Melissa, de Sao Paulo, en Brasil, fue víctima de un robo, pero opina que registrar dónde ocurrió es una forma de discriminación hacia la gente que vive en el área.

“Ahí también hay gente buena”, dijo.

En cambio, la organización no gubernamental Sou de Paz, que hacer labores sociales para tratar de reducir los niveles de delincuencia en Brasil, le ha dado el visto bueno.

“Si desarrollamos un proyecto como Wikicrimes podremos estudiar cosas como la violencia doméstica, o la información sobre el narcotráfico; problemas que afectan a la comunidad, pero que la gente no denuncia por vergüenza o temor”, dijo su representante Denis Minze.

De ahí que Furtado insiste en que la policía debería considerar Wikicrimes al organizar sus operaciones.

Por los momentos, su proyecto contaría en principio con el respaldo del ministro de Cultura, Gilberto Gil, quien indicó recientemente que extender el acceso a internet ayudaría a reducir el crimen en los barrios más desasistidos.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: