Controlan la conducta sexual de las moscas

Parece ciencia ficción, pero es algo real: un grupo de científicos logró tomar el control del cerebro de varias moscas y hacer que las hembras se comportaran como machos.

Los investigadores de las universidades de Yale, en Estados Unidos, y Oxford, en Inglaterra, alteraron genéticamente ciertas neuronas de los insectos.

Y lograron que las hembras produjeran un canto de cortejo, una conducta que sólo se ve en los machos.

Los científicos, que publican el estudio en la revista Cell (Célula), afirman que esto sugiere que los circuitos cerebrales de las moscas hembras y machos son similares.

“A menudo los machos deben esforzarse mucho para convencer a las hembras de aparearse”, dice Gero Miesenboeck, neurólogo de la Universidad de Yale.

“En muchas especies animales, los machos deben exhibir conductas de cortejo muy elaboradas para impresionar a las hembras, y esto incluye a las pequeñas moscas de la fruta”, agrega.

Esta especie, la Drosophila melanogaster hace vibrar una de sus alas para producir un canto apenas audible.

Y si la hembra escucha ese sonido, se rinde a los avances del macho.

Circuitos

Para este canto de cortejo, afirman los investigadores, se necesita un grupo de 2.000 neuronas de los insectos.

Y al parecer tanto hembras como machos poseen la mayoría de estas neuronas.

Pero a pesar de tener neuronas similares, sus conductas son muy diferentes ya que sólo los machos cantan y sólo las hembras responden.

Para investigar estas diferencias conductuales los investigadores colocaron a las moscas en un “miniestudio” de sonido.

Los científicos modificaron genéticamente a los insectos para poder activar a ese grupo de neuronas con un rayo de luz.

Con los machos vieron que la luz lograba inducir el canto de cortejo.

Pero al “encender” las neuronas de las hembras vieron que éstas, en lugar de responder al canto, comenzaron a vibrar sus alas y producir un canto.

El estudio, afirman los investigadores, revela que los cerebros de machos y de hembras son muy similares, incluso en lo que se refiere a los circuitos neuronales dedicados a conductas sexuales, como el cortejo.

La pregunta es ¿si ambos cerebros tienen la capacidad de crear canciones de cortejo, porqué sólo los machos lo hacen en circunstancias normales?

Los científicos creen que existe una serie de “apagadores maestros” o “centros de comando” en el cerebro de las moscas que las hacen comportarse de forma femenina o masculina.

Y su siguiente objetivo, afirman, es encontrar estos centros.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: