Vitaminas “pueden acortar la vida”

Las vitaminas antioxidantes no sólo no prolongan la vida sino que incluso puede acortarla, indica un amplio estudio realizado en Dinamarca.

Mucha gente alrededor del mundo compra y consume suplementos vitamínicos en la creencia de que éstos prologarán sus perspectivas de vida.

Esta nueva investigación no encontró ninguna evidencia científica que apoye dicha idea.

Se piensa que los antioxidantes protegen a las células del impacto dañino de moléculas conocidas como radicales libres.

Estudios en el pasado llevados a cabo en animales sugerían que los suplementos antioxidantes podrían ser beneficios para prolongar la vida.

Pero otras investigaciones han encontrado que estos compuestos podrían tener efectos perjudiciales o no tener ningún efecto.

Fue por eso que los investigadores del Hospital Universitario de Copenhague analizaron estudios tanto publicados como no publicados sobre los efectos de los antioxidantes en la mortalidad de pacientes sanos y enfermos.

Entre los suplementos antioxidantes se incluyen la vitamina A, betacaroteno, vitamina C, vitamina E y selenio.

El estudio, publicado en The Cochrane Library, (Biblioteca Cochrane) analizó los resultados de 67 ensayos clínicos en los que participaron unas 250.000 personas.

Ningún efecto

En 21 pruebas participaron 165.000 personas sanas y en otras 46 pruebas participaron 68.000 pacientes con varias enfermedades, incluidos males gastrointestinales, cardiovasculares, neurológicos, oculares, dermatológicos, reumatoides y renales.

Los resultados mostraron que, en general, los suplementos no tienen ningún efecto en la reducción de la mortalidad.

En total, murieron 13% de los participantes que tomaron suplementos y 10,5% que tomaron placebos.

Y entre aquéllos que tomaron betacaroteno, vitamina A y vitamina E hubo un aumento importante de mortalidad.

Además no se encontraron diferencias entre los efectos de los suplementos en los pacientes sanos y los pacientes con diversas enfermedades.

Según Goran Bjelakovic, principal autor del estudio “no pudimos encontrar evidencia que apoye la teoría de que el consumo de suplementos de antioxidantes reduzca el riesgo de morir de forma más temprana”.

“De hecho -afirma el autor- la vitamina A, el betacaroteno y la vitamina E podrían aumentar la mortalidad”.

Y agrega que es necesario llevar a cabo más estudios para evaluar los efectos potenciales de la vitamina C y el selenio en la mortalidad de la gente.

Los autores concluyen que “es necesario que los suplementos antioxidantes sean considerados productos médicos y como tales sean sometidos a suficientes evaluaciones antes de ser comercializados”.

Según los expertos, mucha gente recurre a los suplementos con la idea de que son saludables o inocuos.

Pero tal como lo demuestra este estudio también podrían ser perjudiciales.

La mejor estrategia, afirman, es consumir una dieta equilibrada con un amplio componente de nutrientes y minerales naturales, como frutas y vegetales.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: