Clooney regresa como director de un homenaje nostálgico al fútbol de ayer

El multitalentoso George Clooney vuelve al cine como director y protagonista de “Leatherheads”, una sagaz comedia romántica donde abandona la política de sus últimas obras para rendir homenaje al fútbol americano de 1920, cuando poco importaba el dinero si se amaba el juego.

Clooney se seleccionó asimismo en su tercera película como director para el papel de un jugador entrado en edad y empeñado en sacar adelante su equipo, integrado más por hinchas que verdaderos deportistas, en una trama donde comparte cartel con su amiga Renée Zellweger.

Las tres veces que dirigí, otras dos formé parte (como actor) pero no era el protagonista (…) y es difícil, porque hay una enorme cantidad de narcisismo que entra en juego”, dijo en un encuentro con la prensa en Beverly Hills, donde muy distendido se expresó orgulloso sobre esta obra filmada en los estados de Carolina del Sur y del Norte (este de Estados Unidos) en 2007.

Aunque Clooney actuó en su ópera prima lanzada en 2002, “Confesiones de una mente peligrosa” (“Confessions of a Dangerous Mind”) y en la aclamadísima “Good Night, and Good Luck” en 2005, sostiene que en esta oportunidad fue más duro y que no cree que repita la hazaña.

Locuaz, con un chiste rápido siempre en la punta de la lengua, Clooney comentó que uno de los desafíos de dirigir y protagonizar esta cinta fue “fungir como director sin romper esa confianza que se da entre dos actores, especialmente cuando uno es protagonista, que conoce al otro actor y tienen escenas juntos”. “Se supone que no tengo que juzgar como actor (al compañero)… pero como director hay que cortar e intentarlo de nuevo, y hablar”, explicó el productor de las sagas de “Ocean 11” y de “Michael Clayton”, el guionista de “Good Night”, el guapo de “ER” y el comediante de “Intolerable Cruelty” de los Coen.

Hoy en día tiene en pre producción tres proyectos para dirigir y su crédito aparece como productor, productor ejecutivo y actor en unas seis películas previstas para estrenarse entre 2008 y 2010.

“Dirigir es definitivamente más gratificante que actuar. Me encanta actuar, es un trabajo maravilloso, ha sido mi forma de ganarme la vida, pero realmente disfruto dirigir”, apuntó poco antes del estreno el 4 de abril en Norteamérica de “Leatherheads”.

Clooney, ganador del Oscar por “Syriana” y Zellweger, también honrada con la estatuilla dorada por “Cold Mountain”, dan vida a una historia que rememora la época cuando el deporte empezaba a ser sacudido por los patrocinadores comerciales, pero también de un Estados Unidos austero, luchador que fue aplastado por la religión del consumismo.

Con una banda sonora abundante en jazz a cargo de Randy Newman -oscarizado en 2002 por “Monsters, Inc.”- el filme sepia donde Clooney cambió de género, época y humor, da algunos guiños del actor cuestionándose la edad.

Clooney es la contraparte del papel de Jonathan Krasinski (“The Office”), héroe de la liga de fútbol americano y del país hasta que una intrépida periodista (Zellwegger) busca desenmascarar el ficticio pasado del deportista como supuesto veterano de la Primera Guerra Mundial. “El siempre es muy divertido. Es tan, tan ingenioso, es mi héroe”, confesó Zellweger con la mirada particularmente encandilada cada vez que trataba de definir las virtudes “indescriptibles” de Clooney en el arte del cine.

La protagonista de “El diario de Bridget Jones” comentó que conoce desde hace tantos años a Clooney -según la prensa rosa fueron novios hace más de 10 años-, que no le sorprende lo virtuoso que es y que sea capaz de actuar y dirigir al mismo tiempo: “Más bien me sorprende que a la gente le sorprenda”.

“Está haciendo un trabajo maravilloso, centrado”, opinó la actriz sin lograr detener una seguidilla de halagos a las capacidades intelectuales de Clooney, que con la fama en sus manos y un promedio de 15 millones de dólares por actuación parece no despegarse de la realidad.

Si alguna regla tuvo que dar a todo el equipo durante el rodaje en febrero de 2007, fue: “¡No le peguen al director!”, reveló Clooney.

Contó cómo se quedó sin aire y hasta se le olvidó su parte en el guión por un puñetazo durante el rodaje sobre el campo de este juego rudo, mostrado con el humor y romance del cine de los ’40 en esta obra firmada por una estrella que a los 46 años parece no tomarse nada en serio ese título.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: