EE.UU. se endurece con la polución

En un intento por contribuir a mejorar la salud pública, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos impuso controles más estrictos sobre la calidad del aire.

Por primera vez en más de 10 años, la agencia redujo la cantidad permitida del ozono que forma esmog en la atmósfera.

Activistas sobre temas de salud y del ambiente querían cambios más drásticos, pero el sector industrial hizo campaña para que no fuesen puestos en práctica.

El ozono puede provocar daños en los pulmones y puede agravar enfermedades como el asma y aumentar la susceptibilidad a las infecciones respiratorias.

El nuevo nivel de ozono se redujo de 80 partes por mil millones (PPM) a 75.

Eso quiere decir que, en el futuro, para considerarse saludable, el aire no debe contener más de 75 unidades de ozono o esmog por cada mil millones de unidades.

Muertes prematuras

Sin embargo, el comité de asesoría científica sobre aire limpio de la EPA unánimemente recomendó fijar un estándar no más alto de 70 partes por mil millones.

El comité calculó que reducir el esmog a ese nivel podría prevenir casi 4.000 muertes prematuras y cerca de 7.000 visitas al hospital.

A diferencia del ozono de la estratosfera, que forma una capa protectora sobre la Tierra, el ozono a nivel del suelo (o troposférico) puede causar daño en los pulmones de las personas, agravar afecciones como el asma y crear mayor susceptibilidad a infecciones respiratorias.

Este ozono dañino se forma por la mezcla de óxidos de nitrógeno con compuestos orgánicos volátiles. Esto es resultado, sobre todo, de la combustión en motores.

¿Y qué hay que hacer?

Para reducir el ozono troposférico debe reducirse la contaminación atmosférica en las ciudades.

¿Cómo se hace? Según Heikki Willsted, del Fondo Mundial para la Naturaleza, “reduciendo la contaminación por el transporte o por otras fuentes que también queman combustibles fósiles, o las calefacciones que queman gas o petróleo”.

Para ello, agrega el experto, se necesitan que la gente utilice menos sus autos o tener coches más limpios. “Que la gente empiece a utilizar más el transporte público y que haya un transporte público de calidad. Y segundo, tecnologías más limpias en el sentido de que contaminen menos o que incluso no contaminen como los motores eléctricos”.

Willsted que la medida “tiene que ver más con reducir los costos de la salud en Estados Unidos que la lucha contra el cambio climático”.

Aire más limpio

El administrador de la EPA, Stephen L. Johnson, dijo que la agencia cumplió con las exigencias de la Ley sobre Aire Limpio al firmar el nivel “más estricto” de ozono de la historia.

Desafortunadamente, parece que la verdadera ciencia quedó contaminada por la ciencia política”
Frank O’Donnell, presidente de Clean Air Watch

Agregó que era necesario modernizar la ley en sí y que, en tal sentido, plantearían sus recomendaciones ante el Congreso.

Sin embargo, agregó que la nación se beneficiaría de los nuevos límites, incluso si eran estrictos.

“El aire de Estados Unidos es más limpio hoy que hace una generación”, señaló

La EPA señaló que el costo de introducir los nuevos estándares sería de entre US$7.600 millones y US$8.500 millones, pero ese costo quedaría opacado ante los beneficios para la salud pública, calculados en hasta US$19.000 millones.

Entre los beneficios se incluyeron la prevención de casos de bronquitis, asma agravada, visitas al hospital y a las salas de emergencia, ataques cardíacos no fatales y muertes prematuras, entre otros.

Jonathan Beale, apuntó que muchos científicos consideran que las nuevas reglas no reducen significativamente los peligros para la salud pública, provocados por la contaminación.

Temores de la industria

Organizaciones ecologistas como Clean Air Watch señalaron que la reducción no va lo suficientemente lejos.

Esta decisión de la EPA de reducir el nivel de ozono sin necesidad impondrá nuevas y significativas cargas sobre los estados, cuando todavía siguen intentando cumplir con el nivel de 1997″
Comunicado del Consejo Estadounidense de la Industria Química

“Desafortunadamente, parece que la verdadera ciencia quedó contaminada por la ciencia política”, señaló su presidente, Frank O’Donnell.

“El gobierno de Bush está comprometiendo la salud pública para ahorrarle dinero a la industria”.

Muchos en el sector industrial están en desacuerdo y temen costos adiciones para alcanzar los niveles requeridos.

El Consejo Estadounidense de la Industria Química (ACC, por sus siglas en inglés) señaló en un comunicado que “no hay una base clara y sustancial” para introducir estándares más estricto, informó la agencia de noticias AFP.

“Esta decisión de la EPA de reducir el nivel de ozono sin necesidad impondrá nuevas y significativas cargas sobre los estados, cuando todavía siguen intentando cumplir con el nivel de 1997”.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: