Valentino desfila por última vez en París

El célebre modista italiano Valentino clausurará 45 años de brillante carrera con la presentación de su última colección de alta costura el próximo 23 de enero en París, donde se consagró como uno de los creadores más elegantes y refinados del panorama mundial.

El creador italiano escogió el prestigioso Museo Rodin para presentar por última vez sus preciosas creaciones, impecables, como cuando surgió hace casi medio siglo, e impregnadas de su particular y cautivador tono rojo, con el que pasó a la historia de la moda.

“Será una colección magnífica, un desfile único con muchos vestidos”, anunció Valentino.

El modista, de 75 años, notificó en septiembre pasado que se despedía del mundo de la moda, ya que estimaba que “había llegado el momento perfecto para decir adiós”. La despedida parisina fue organizada dos meses después de las suntuosas celebraciones organizadas en Roma en ocasión de los 45 años de su casa de moda.

“Tuve la suerte de convertir mi inclinación de adolescente en un oficio, que me ha dado muchísimas satisfacciones y reconocimientos y al mismo tiempo siento que logré conservar mi propio estilo, pese a los grandes cambios que ha sufrido la moda”, dijo entonces Valentino ante el público que lo despedía.

El gran diseñador confesó que no desea abandonar para siempre el dedal y la aguja sino que quiere “hacer otra cosa” con su talento, como crear vestuario de ópera y ballet.

Quiero divertirme porque tengo la impresión de haber estado encerrado dibujando cientos de modelos cada temporada. Quiero parar en el momento de mayor gloria”, explicó al término de su último desfile de prêt-à-porter realizado en octubre en París.

En la capital francesa, que dice llevar siempre en el corazón, ha presentado sus colecciones desde 1989 y por ello decidió dejar en Italia, en Milán, sólo la línea masculina.

Su relación con Francia ha sido siempre profunda ya que allí el célebre modista se formó, estudió en la Escuela de Bellas Artes y en la Cámara Sindical de la Costura Parisina, antes de entrar a formar parte del equipo del francés Guy Laroche.

Pese a ello, abrió su primer taller en 1959 en Roma. Su talento fue apreciado ya en sus primeras creaciones, pero el éxito total y la fama le llegaron en 1968, con su célebre “colección blanca”.

Personalidades de todo el mundo, como Jackie Kennedy, se arrebataron desde entonces sus trajes.

Durante un viaje a Barcelona, sufrió un cambio decisivo, “una de las mayores sorpresas de su vida”, según sus propias palabras, al conocer a Diana Vreeland, jefa de redacción de la edición estadounidense de Vogue y ardiente defensora del color rojo, quien le contagió su pasión.

Creó entonces el “rojo Valentino”, un color profundo, sanguíneo, pasional. “Tenemos al Papa y a Valentino. Son las personas más conocidas de esta ciudad”, resumió en su momento el alcalde de Roma, Walter Veltroni.

Vendida en 1998, la firma ha pasado por las manos de diferentes inversores. El grupo Valentino Fashion Group fue comprado en mayo pasado por el fondo de inversiones británico Permira.

Dos diseñadores italianos serán los ‘herederos’ de Valentino. Alessandra Facchinetti, ex directora artística de Gucci, se hará a cargo de las colecciones para mujer y Ferruccio Pozzoni, procedente de Prada, se ocupará de la línea para hombre.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: