Soda Stéreo volvió a abrir en Miami su persiana americana

Con dos recitales potentes y masivos, el legendario trío de rock argentino Soda Stereo cerró la noche del miércoles su paso por Miami, convertida en otra “ciudad de la furia” para honrar su reunificación.

Decididos a no soltar ni un minuto el nervio emotivo de miles de latinoamericanos que colmaron hasta el techo el gigantesco American Airlines Arena, los Soda iniciaron un “juego de seducción” que no cesó durante tres horas de descargas de sus mejores clásicos, condimentados de buena psicodelia.

Como siempre, porque aún con diez años de ausencia nunca dejaron de sonar, la guitarra de Gustavo Cerati y el bajo de Zeta Bosio, volvieron a ser la delantera imparable. Detrás, Charly Alberti en batería completaba el triángulo.

Con “Telekinesis” se agitaron por primera vez las banderas peruana, mexicana, colombiana, panameña, puertorriqueña y argentina en el estadio donde usualmente juegan los Miami Heat. En la cancha y en las tribunas todos bailaban. Entró punzante “Texturas”, en versión ultra rockera, y enseguida “Hombre al agua” hizo cantar a todos.

“Fue para Buenos Aires, pero puede ser también para Miami”, dijo Cerati antes de insinuar, con un “todas las ciudades se parecen tanto cuando uno las rasca un poco”, el ingreso de “Ciudad de la Furia”.

El misterio y la iluminación de caleidoscopios ambientaron “Cuando pase el temblor” que Cerati cerró con un “cuando pase el raggaeton” mención elocuente en una ciudad afecta al ritmo nacido en los suburbios puertorriqueños, tan distante de la apuesta musical con que Soda Stereo conquistó a América Latina desde mediados de los ’80, e ingresó en Estados Unidos.

Con un sonido único y una impronta urbana, Soda Stereo marcó una época del rock en América latina en la que sobresalieron sus álbumes “Signos” (1986), “Doble Vida” (1988), “Canción Animal” (1990) y “Dynamo” (1992).

Los celulares y las cámaras digitales –“todos somos estrellas” se unía Cerati a sus seguidores extasiados–, marcaron el nuevo tiempo de este regreso sin cigarrillos en recitales, ni encededores para las melodías más suaves.

La gira “Me verás volver”, que incluyó Argentina, Chile, Venezuela, Colombia, México, Panamá, Ecuador y Los Angeles en Estados Unidos, continuará por Lima y finaliza el 15 de diciembre en Córdoba, Argentina.

Antes de la despedida de Miami, se abrió la “Persiana americana” celebrado y cantado por la multiplicidad latinoamericana que reside en la ciudad que se negaba a dejar el Arena y pedía más Soda energizante.

Para entonces estaba clara la efectiva seducción de estos constructores de misticismo y era evidente que una década después nada nos libra de aquel amor a su música ligera.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: